¿POR QUÉ ELEGIR LOS CEPILLOS ELÉCTRICOS DE ORAL-B?

Uso del cepillo eléctrico recargable

COMPARTIR

¿Qué es un cepillo de dientes recargable?

Un cepillo de dientes recargable (también conocido como cepillo “eléctrico”) puede ofrecerle mucho más que la posibilidad de mantener sus dientes y encías sanos. Muchos cepillos recargables utilizan una tecnología oscilante-rotatoria, que dan mejores resultados para la salud bucal que los cepillos de dientes regulares. Esta acción limpiadora es muy diferente a la de un cepillo regular, ya que proporciona el movimiento, mientras que el usuario solo necesita guiarlo.

Antes de empezar.

Para empezar, aplique una crema dental con flúor en la cabeza del cepillo y recuerde cambiar la cabeza del cepillo eléctrico cada tres meses.

Dos minutos, dos veces al día.

Para cepillar sus dientes correctamente hágalo por al menos dos minutos, utilizando una técnica recomendada que incluya 30 segundos de cepillado en cada sector de la boca (derecha superior, izquierda superior, derecha inferior e izquierda inferior), tanto en la mañana como en la noche. La mayoría de los cepillos eléctricos recargables poseen temporizadores de dos minutos, algunos incluso temporizadores profesionales, que diseccionan 30 segundos para cada cuadrante, para ayudarle a llevar el control.

Posicionamiento del cepillo de dientes

Cuando utilice un cepillo eléctrico recargable, no es necesario presionar con fuerza, ni frotar. Simplemente guíe el cepillo, mientras éste ejecuta la acción limpiadora. De hecho, algunos cepillos eléctricos tienen sensores de presión, que le avisan cuando está cepillando demasiado fuerte.

Paso 1: asegúrese de que su cepillo esté cargado. Muchos cepillos eléctricos tienen luces que indican el nivel de carga, así que es posible ver si se encuentra cargado.

Paso 2: comience con las superficies externas del diente. Guíe el cepillo hacia adelante lentamente, de un diente al otro, manteniendo la cabeza del cepillo durante unos segundos en cada diente antes de avanzar al siguiente. Siga la forma de cada diente y la curva de las encías.

Paso 3: repita el paso 2 en la superficie interna de los dientes.

Paso 4: repita el paso 2 en las superficies de masticación del diente, así como detrás de los dientes posteriores.

Paso 5: dirija la cabeza del cepillo a lo largo de la línea de la encía y sobre ellas. Recuerde no presionar con fuerza ni frotar.

Paso 6: desplace la cabeza del cepillo a lo largo de su lengua y el paladar, de atrás hacia adelante, para ayudar a refrescar su aliento.

Con la técnica de cepillado adecuada y un poco de práctica todos los días, llegará a sentir que el uso del cepillo eléctrico recargable es natural para usted. Antes de darse cuenta, se estará cepillando con confianza, sabiendo que está utilizando la tecnología clínicamente comprobada de un cepillo eléctrico recargable para limpiar sus dientes.