¿POR QUÉ ELEGIR LOS CEPILLOS ELÉCTRICOS DE ORAL-B?

Cuidado de tu cepillo de dientes eléctrico

COMPARTIR

El mantener tu cepillo de dientes eléctrico bien cuidado te garantiza una buena limpieza cada vez que te cepilles. De hecho, una vez que las cerdas se desgastan, dejarán de remover la placa de forma efectiva. A continuación, te damos algunos consejos sobre cómo cuidar tu cepillo de dientes para que puedas mantener una sonrisa sana.   

Mantenimiento diario del cepillo de dientes

  • Luego de usar tu cepillo de dientes, enjuágalo con agua para eliminar la pasta dental y los desechos.

  • Si presionas en exceso el cepillo de dientes, puedes hacer que las cerdas se venzan más rápido, lo cual no les permite limpiar eficazmente.

  • Guarda tu cepillo de dientes en una posición vertical y déjalo secar.

Más consejos para el cuidado de tu cepillo de dientes eléctrico.

  • Sustituye el cabezal de tu cepillo de dientes eléctrico Oral-B® cada tres meses, o cuando el Indicador® de las cerdas cambie de color y se vean blancas, o antes si las ves desgatadas. Para cambiar el cabezal, sólo tienes que halarlo mientras sujetas el cepillo en ángulo recto; luego asegura a presión el nuevo cabezal de la misma forma.

  • Si es la primera vez que usas un cepillo de dientes eléctrico, debes cargar la batería completamente antes de usarlo, lo cual puede durar unas 16 horas.

  • Una vez que el cepillo de dientes eléctrico está totalmente cargado, úsalo hasta que no le queden baterías. Luego, si quieres que la batería dure más tiempo y funcione mejor, cárgala completamente de nuevo, no la recargues sólo un poco entre uso y uso.

  • Si tu cepillo de dientes eléctrico tiene la pantalla SmartGuide™, necesitarás dos baterías AA para que funcione.

  • Para adquirir cargadores, mangos, estuches de viaje o cualquier otro accesorio para tu cepillo de dientes eléctrico Oral-B Electric.