BEBÉS

TODO SOBRE LOS DIENTES DE LECHE: NACIMIENTO, CAMBIO DE FASE Y POSIBLES PROBLEMAS ORALES QUE PUEDEN AFECTAR A TU HIJO

COMPARTIR

Un experto revela todo lo que necesitas saber sobre los dientes de leche. 

Si tienes un pequeño en casa, probablemente ya te hayas preguntado a qué edad cae el primer diente de leche o si es necesario que sea extraído. Si bien es un proceso natural en el cuerpo de todo bebé o niño, existen algunas precauciones con la salud bucal de los niños que son responsabilidad de los padres o tutores adultos. Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber sobre los primeros dientes que llenarán la boca de tu bebé, desde el cuidado necesario durante este período de cambio de dientes hasta consejos sobre cómo aflojar los dientes de leche

1. LOS DIENTES DE LECHE

Por más lindo que sea ver esa sonrisa desdentada de los pequeños al principio, es bueno prepararse, porque pronto llega la etapa en la que llegarán los dientes de leche para llenar la boca de los bebés. También conocidos como dientes primarios o deciduos, juegan un papel fundamental en la masticación del niño y sirven de guía cuando comienzan a salir los dientes permanentes.

1.1 EL NACIMIENTO DE LOS PRIMEROS DIENTES DE LECHE Y CÓMO ALIVIAR LAS POSIBLES INCOMODIDADES DE TU BEBÉ

Este es probablemente uno de los momentos más esperados por los padres: ver aparecer los primeros dientes de leche en la boca de su hijo. Según los especialistas, esta fase comienza alrededor de los 6 meses de edad, pero no ocurre de una vez. Es decir: no todos los dientes nacen juntos, siendo un proceso que puede tardar algunos años. Así, los primeros en aparecer son los dos del frente del arco superior. 

Como este no es un proceso muy fácil, especialmente para un ser humano tan frágil, es común que esto le traiga cierta incomodidad y dolor al bebé. Para amenizar esta situación, una buena estrategia indicada por la odontopediatra Simone Bastos es masajear: con un dedo limpio y envuelto en una gasa o pañal humedecido con suero fisiológico, se realizan movimientos circulares presionando ligeramente las encías del bebé. 

Además, el especialista agrega: "Recomendamos el uso de mordedores fríos y el consumo de alimentos y bebidas frías o heladas, ya que el frío promueve la sensación de alivio al ayudar a reducir los síntomas locales de inflamación". 

1.2 ¿HASTA QUÉ EDAD LOS NIÑOS TIENEN DIENTES DE LECHE? CONOCE CUÁNDO COMIENZA ESTA FASE Y CUÁNTO DURA 

Después de pasar por todo el proceso del nacimiento de los dientes de leche, también es necesario prepararse para el momento en que finalmente se vayan. En esta etapa, es común que surja la duda sobre cuándo se cae el diente de leche. El proceso comienza a partir de los 6 años y se extiende hasta los 12 años; la primera señal de que se avecina es cuando sus dientes comienzan a sentirse flojos. 

Aunque muchos padres estén muy ansiosos por esta fase, es necesario tener en cuenta que este es un proceso completamente natural y que no suele necesitar intervenciones. Según la dentista Leticia Vieira, no es necesario extraer un diente de leche en el dentista o recurrir a métodos caseros, a menos que el diente esté dañando el habla o la masticación del niño, en ese momento vale la pena visitar al dentista pediátrico, que indicará la mejor solución. 

1.3 DIENTE DE LECHE Y DIENTE PERMANENTE: CONOCE LAS DIFERENCIAS ENTRE LOS DOS 

Para empezar, los dientes de leche se llaman así porque son más blancos que los dientes permanentes, parecidos al color de la leche. Sin embargo, este no es el único factor que los distingue: en términos de cantidad, el primer juego tiene un total de 20 dientes, mientras que el juego permanente puede llegar a 32. Esto se debe a que la boca de un niño no tiene suficiente espacio, por lo que muchos dientes como el grupo de premolares, incluidas las muelas del juicio, quedan por fuera de esta primera fase y solo aparecen durante la fase de intercambio, conquistando su espacio permanente en la arcada dentaria. 

Otro factor que merece ser destacado es la estructura de cada diente, ya que a pesar de ser más pequeños, los dientes de leche tienen la raíz más larga y delgada, como comenta la odontóloga Amanda Martins: “El tamaño también es muy diferente, los dientes de leche suelen ser mucho más pequeños; y por eso las caries logran llegar más fácil a la pulpa ”. 

2. PROBLEMAS QUE PUEDEN AFECTAR LOS DIENTES DE LECHE

Ahora que ya lo sabes casi todo sobre los dientes de leche, tenemos que hablar de un tema no muy agradable: los problemas bucales. Si bien la dentición aún no es permanente, los primeros dientes pequeños no están exentos de sufrir complicaciones si no se realiza correctamente la higiene bucal. Conoce estos problemas. 

2.1 CARIES 

La caries es uno de los problemas bucales más temidos tanto por adultos como por niños. Es importante destacar que ese trastorno es más común en niños, principalmente porque todavía se están adaptando a la rutina de higiene bucal y también porque muchos padres no le prestan atención a la primera dentición por ser temporales. 

En cuanto a los signos que se pueden observar en los casos de caries, la especialista Simone Bastos advierte: “Un diente con caries profunda puede hacer que el niño sienta dolor, mastique mal y coma mal”. Por lo tanto, lo ideal es centrarse en la prevención, fomentando un correcto cepillado de los dientes en esta etapa. 

2.2 FLUOROSIS DENTAL

Por supuesto, se debe fomentar el hábito de la higiene bucal, pero esta práctica excesiva también puede tener consecuencias para la salud bucal debido a la gran cantidad de flúor presente en la pasta de dientes. La fluorosis dental se puede ver en las pequeñas manchas que se forman en los dientes, que pueden variar de color: las manchas blancas suelen aparecer en la fase inicial, mientras que las manchas más oscuras con una coloración marrón indican una afección más grave de fluorosis. En cualquier caso, Simone sugiere una orientación profesional: "En cuanto los padres se den cuenta, deben buscar un especialista para evaluar el grado de gravedad de la fluorosis y poder indicar la mejor terapia". 

2.3 EROSIÓN DENTAL 

Este trastorno ha llamado mucho la atención de los especialistas, ya que el número de casos de niños con erosión dental ha ido creciendo cada vez más en los últimos años. Provocado principalmente por la ingestión de sustancias ácidas y por el jugo gástrico presente en la cavidad bucal del paciente, este problema puede afectar a cualquier edad, pero está directamente relacionado con el patrón dietético construido por cada persona. 

Para los niños, la odontóloga Andréia Dahdal observa que la sustitución del agua por bebidas como gaseosas, jugos cítricos, leche fermentada u otras bebidas industrializadas es uno de los factores que más puede influir en la condición del paciente. Además, también destaca que la ansiedad con episodios de vómitos y reflujo puede ser determinante para la aparición de esta patología. 

2.4 SENSIBILIDAD 

Por último, pero no menos importante, la sensibilidad en los muelas de leche es un problema que los padres o tutores deben vigilar con mucho cuidado. Esto se debe a que este dolor provocado por el desgaste de la estructura dental puede estar intrínsecamente ligado a otras complicaciones, como caries o erosión dental. 

La odontopediatra Sofia Cabaleiro advierte de algunos signos: “Cuando algo le molesta, el niño evita masticar por el lado afectado, se queja al cepillarse o comer o evita la comida fría”. Ante cualquier signo de sensibilidad en los dientes, se recomienda una visita al dentista para verificar la situación. 

3. ¿CÓMO CUIDAR LOS DIENTES DE LECHE?

Aunque los primeros dientes pequeños son temporales, es evidente que debemos cuidarlos bien, incluso porque son esenciales para el nacimiento de los permanentes. 

Además de la atención general, siempre es bueno comprender qué tipos de tratamientos se pueden realizar durante esta fase de la vida del niño. Cabe recordar que el seguimiento profesional no solo es bienvenido, sino tremendamente necesario para indicar las medidas que se deben tomar, en base al análisis de su condición clínica. Conoce algunos de los tratamientos que puede recomendarte un especialista durante esta fase. 

3.1 TRATAMIENTO DE ORTODONCIA

Los dientes de leche no siempre nacen exactamente de la manera correcta y esto puede influir significativamente en el nacimiento de la dentición permanente del niño en el futuro. 

Según el especialista Robson Caumo, el uso de aparatos de ortodoncia en la infancia no es tan común, ya que se recomienda el uso de brackets para los dientes permanentes y esto dependerá mucho de la velocidad con la que se produzca el cambio dentario del paciente. Sin embargo, considerando que los dientes permanentes pueden adoptar distintas posiciones al momento de su nacimiento, lo ideal es realizar visitas frecuentes al dentista para definir qué estrategias se pueden utilizar para embellecer la sonrisa del pequeño. 

Por lo tanto, se puede recomendar un tratamiento de ortodoncia mientras todavía haya presencia de dientes de leche en la cavidad bucal del niño, pero esto puede significar extraer los dientes de leche en el dentista para que se complete el proceso, no es una regla, pero puede suceder. 

Sobre esto, la ortodoncista Luciana Haller dice: “Algunos tratamientos cuando se realizan durante la fase de crecimiento son mucho más eficientes. Hay excepciones, pero cuando tratamos determinadas anomalías en la infancia, el tiempo de tratamiento disminuye o ya no es necesario en la edad adulta ”. 

3.2 TRATAMIENTO DE CONDUCTO

Otro procedimiento que puede estar indicado durante la etapa de los dientes de leche es el tratamiento de conducto. A diferencia del tratamiento de ortodoncia, este proceso no se limita necesariamente a los dientes permanentes y no implica una posible extracción del diente de leche. La técnica suele recomendarse cuando hay un cuadro de caries profunda o traumatismo dental. 

En los casos derivados de la caries, muchas personas pueden pensar que una simple extracción del diente de leche podría solucionar el problema, pero esto dependerá mucho de la edad del niño. “Cuando se extrae el diente de leche de esta forma, antes de caerse de forma natural, deja un espacio que es ocupado por otros dientes de leche que se mueven y terminan interrumpiendo el crecimiento de los permanentes”, explica Simone Bastos. 

3.3 HIGIENE BUCAL AL DÍA 

Todo el mundo está cansado de conocer la importancia de mantener un hábito de higiene bucal, pero no cuesta nada reforzarlo, especialmente si estos hábitos pueden influir en la salud de tu hijo. 

Sobre el cepillado recomendado para los dientes de leche, es importante prestar atención a la elección del cepillo de dientes y la pasta de dientes. “Lo ideal sería hacerlo con un cepillo de cerdas suaves y una cabeza pequeña, utilizando una cantidad mínima (un pequeño grano de arroz) de crema dental con flúor superior a 1000 ppm”, explica la odontopediatra Simone. La especialista también destaca otro punto importante sobre el uso de cremas dentales fluoradas, ya que, según ella, cantidades menores de flúor de las indicadas no son suficientes para combatir los problemas bucales.