CARIES Y DETERIORO DENTAL

Síntomas y tratamiento de absceso dental

COMPARTIR

Síntomas y tratamiento de absceso dental.

Si tiene dolor de dientes que pudiese ser clasificado como intenso o punzante, pudiese ser una señal de tener un absceso dental. Este tipo de absceso es una lesión llena de pus localizada en la raíz del diente y es causada por una infección. El primer síntoma de este tipo de absceso es un dolor de diente punzante que no se quita con nada.

En primer lugar, el diente estará sensible al masticado o a la mordida y al frío o a lo caliente. Si usted tiene un absceso dental, también podría tener fiebre, nódulos linfáticos inflamados en su quijada o hinchazón en el cuello o en la cara.  

Si el absceso se rompe, usted se dará cuenta por el sabor desagradable de la secreción en su boca. A pesar que el dolor puede bajar si el absceso se rompe, usted deberá ser tratado por un dentista para combatir la infección, salvar su diente y evitar mayores complicaciones.  Si el absceso no se rompe, la infección se puede regar a otras partes del cuerpo, por tanto, este es un problema que necesita atención médica.

Si el absceso no se rompe, el tratamiento seguramente incluirá el drenaje del mismo. Seguramente, su odontólogo le recomendará que tome analgésicos, se enjuague la boca con agua tibia y salada y tome antibióticos. Los abscesos más graves pueden requerir la realización de un tratamiento de conducto para remover el tejido infectado y en los peores casos necesitan extracción dental.

Un absceso dental puede empezar como una caries no tratada, por esa razón, la mejor forma de prevenir este tipo de abscesos es previniendo la caries, siendo consistente con su rutina de cuidado bucal, la cual debe incluir cepillado dental dos veces al día y uso de hilo dental diariamente. Las consultas odontológicas también son importantes, si usted ya ha sido tratado por absceso dental; ya que esto le permitirá a su dentista confirmar que no tiene ninguna infección.