¿Qué causa la sensibilidad dental y la dentina expuesta?

COMPARTIR

¿Qué es la sensibilidad dental y la dentina expuesta?

La sensibilidad dental puede generar grandes dolores y molestias. Muchas personas que sufren de sensibilidad evitan realizar acciones básicas debido al intenso dolor que estas pueden generar.

¿Qué es la sensibilidad dental?

Las personas que sufren de sensibilidad dental evitan realizar actividades diarias como ingerir alimentos o bebidas calientes o fríos, así como también cepillar sus dientes. Estas simples actividades hacen que los que sufren de sensibilidad dental vivan en constante temor al dolor agudo. La sensibilidad se produce cuando la dentina, un tejido poroso del diente, queda expuesta. La dentina tiene canales microscópicos, llamados túbulos, que conducen al nervio. Cuando los túbulos de la dentina quedan expuestos, debido al tejido gingival retraído o a la pérdida del esmalte, los nervios se activan con más facilidad por determinados estímulos, y así se genera la sensibilidad dental.

¿Cuáles son las causas de la sensibilidad dental?

Algunos de los factores que pueden contribuir a la sensibilidad dental son los siguientes:

  • Cepillarse los dientes con demasiada fuerza o usar un cepillo con cerdas duras.

  • Rechinamiento dental.

  • Limpiezas dentales o tratamientos.

  • Sensibilidad dental temporal, que puede ocurrir después de un tratamiento de blanqueamiento dental profesional. No obstante, por lo general desaparece al poco tiempo de finalizar el procedimiento.

Si presenta algún signo o síntoma de sensibilidad dental, visite a su dentista de inmediato para una evaluación adecuada.

Cómo tratar y prevenir la sensibilidad dental

Consulte a su odontólogo para que realice una evaluación adecuada y determine el tratamiento a seguir.

A continuación presentamos algunas medidas que puede tomar para tratar y prevenir la sensibilidad dental:

  1. Use un cepillo con cerdas suaves para prevenir el retraimiento de las encías.

  2. Cepíllese con una pasta para dientes sensibles, que limpia los dientes eliminando la placa mientras proporciona alivio a la sensibilidad.

  3. Cepíllese y use hilo dental dos veces al día para prevenir el retraimiento de las encías.

  4. Asegúrese de limpiar todas las partes de la boca, incluso el espacio entre los dientes y a lo largo de la línea de las encías.

  5. Evite consumir alimentos y bebidas ácidas.

Cuando se trata de sensibilidad dental, una boca más saludable comienza con buenos hábitos de cepillado.