SALUD DE LAS ENCÍAS

Protégete de la gingivitis para que tengas encías sanas

COMPARTIR

Existen muchas formas de prevenir la gingivitis e incluso de revertir sus efectos una vez que ha sido diagnosticada. Seguir estos pasos te puede proteger de contraer enfermedades periodontales más complejas, caries o de tener problemas dentales realmente serios.

Cuatro claves para encías sanas.

Se ha comprobado que si comparamos el uso regular de los cepillos de dientes eléctricos Oral-B® con los cepillos de dientes manuales, notaremos que con los primeros se obtienen encías más sanas. Si quieres saber cómo protegerte de la gingivitis, sigue esta sencilla rutina oral todos los días.

  • Cepilla tus dientes durante dos minutos por lo menos un par de veces al día. Usa un cepillo de dientes eléctrico y pasta dental antibacterial para remover la placa y evitar la formación de sarro. No olvides limpiar y masajear suavemente las encías.

  • Usa el hilo dental al menos una vez al día. Sigue la técnica correcta para que puedas eliminar todas las partículas y la placa atrapadas entre los dientes.

  • Usa enjuague bucal, esto mata los gérmenes y así previenes que la placa dental vuelva a formarse y puedas sufrir de gingivitis.

  • Visita al dentista cada seis meses para que te revise la boca y te haga una limpieza profunda.

¿Qué preguntarle al dentista?

Ir al dentista puede resultar un tanto intimidante, sin embargo, estos profesionales de la salud están en la capacidad de desarrollar rutinas personalizadas que te ayudarán a tener una mejor salud oral. Si lo que te preocupa es la gingivitis, a continuación, te presentamos algunas preguntas que le puedes hacer a tu dentista:

  • ¿Mis síntomas indican que puedo estar sufriendo de gingivitis?

  • ¿Necesito hacerse exámenes médicos? ¿Cuáles serían?

  • ¿Qué puedo hacer en la casa para mantener mis dientes y encías sanos?