SALUD DE LAS ENCÍAS

Prevención y cuidado de encías inflamadas

COMPARTIR

Prevención y cuidado de encías inflamadas.

La gingivitis es una enfermedad que se da como consecuencia a la acumulación de placa y sarro en la parte externa de los dientes donde se albergan bacterias y residuos de comida, provocando que las encías se irriten, inflamen e infecten. Esto generalmente sucede cuando hay mala higiene en la boca, por lo que puede llevar también a la aparición de caries. Los síntomas más comunes de la gingivitis son la inflamación de encías o encías sangrantes.

Como se trata de una enfermedad que muchas veces no genera dolor, muchas personas no atienden a tiempo las molestias de la gingivitis y, más allá de lo estético, puede pasar desapercibida. Es por eso que a continuación te vamos a mencionar sus síntomas más recurrentes:

  1. Sangrado

Uno de los síntomas más comunes de la gingivitis es el sangrado en las encías incluso después de un cepillado suave. La intensidad del sangrado suele variar, puedes notarlo en el cepillo de dientes cuando no es muy grave o a la hora de realizar el enjuague cuando es más abundante.

2.  Aspecto

Cuando las encías están sufriendo de gingivitis, se tornan de un color rojo brillante o rojo púrpura, así que presta especial atención a cómo se ven, pues cuando pierden su tonalidad natural, puede ser un indicador que algo anda mal.

3.  Sensibilidad

Como lo decíamos anteriormente, la gingivitis no suele generar un dolor importante o bastante notorio, sin embargo, sí es común que se presente un alto nivel de sensibilidad al tacto. Si notas una de las señales mencionadas en los dos primeros puntos, no está de más que toques suavemente y revises qué tan sensibles están tus encías.

Prevención

Esta es una enfermedad que puede manejarse con el cuidado adecuado y en realidad no es nada complicado, todo está enfocado en la higiene oral, especialmente en el cuidado de tus encías. Estas son las recomendaciones que tenemos para ti:

1. Hilo dental: La gingivitis es una consecuencia de acumulación de placa que puede generar sarro. El correcto uso del hilo dental es un complemento fundamental para evitar que residuos de alimentos se queden entre tus dientes y contribuyan a la generación del mismo.

2. Cepillado: Después de hacer uso del hilo dental, cepíllate los dientes después de cada comida con pasta y cepillo para una mejor limpieza. En este importante paso, nuestro cepillo dental recomendado es el Oral-B Pro-Salud Pro-Flex con sus alas flexibles que se adapta a los contornos de tus dientes y encías, ayudando a remover más placa que un cepillo dental común* (* vs. cepillos dental de cerdas planas)

3. Enjuague bucal: Para finalizar, aplica enjuague bucal , así además de ayudar a eliminar los residuos de comida que están en las partes más difíciles de alcanzar, también atacas las bacterias que generan el mal aliento.

Complicaciones

Si bien la gingivitis puede parecer inofensiva por su sintomatología y falta de dolor, son sus complicaciones las que deben preocuparte realmente. Aquí te vamos a mencionar algunas para que dimensiones las consecuencias de no tratar este estado a tiempo:       

1. Abscesos

Los abscesos son acumulación de pus en alguna parte del cuerpo, inflamando el tejido y generando dolor. En este caso se forman en la encía y en casos aún más graves en los huesos de la mandíbula presentando importantes y dolorosas infecciones en dichas zonas.

2. “Boca de trinchera”

Este es el término con el que comúnmente se conocen las laceraciones que se hacen en la comisura de tus labios, esto se presenta como una extensión de la infección que se genera al no tratar la gingivitis.

3. Recurrencia

Cuando sufres de esta enfermedad y no la tratas correctamente, se convierte en una molestia recurrente. En cada recaída, sus síntomas se intensifican y el tratamiento empieza a perder efectividad.

4. Periodontitis

Es un estado más avanzado de la gingivitis. Cuando la acumulación infecciosa de placa en la encía no es tratada, invade los tejidos y huesos que le dan estabilidad a los dientes resultando en la caída de los mismos. Importante tener en cuenta que la periodontitis es la principal razón de caída de dientes en adultos.

Tratamiento

Asegúrate de visitar a tu dentista y hacerle saber cualquier molesta o signo que hayas notado. Si ya estás sufriendo de gingivitis, además de mejorar la higiene en tu boca y dientes, acude a citas periódicas con tu odontólogo, sigue sus indicaciones y asegúrate de estar curado por completo. Cómo pudiste observar anteriormente, las complicaciones son bastante serias, con posibles consecuencias tan extremas como perder tus dientes.

¿Más razones para no querer padecer de gingivitis?

Hemos resaltado el hecho de que la gingivitis es una enfermedad silenciosa y, por lo tanto, muchas personas caen en el error de no prestarle atención. Aquí te hablamos de varios escenarios adicionales en donde la gingivitis podría afectarte.

1. Afecta tu entorno laboral y social

Uno de los efectos secundarios de la gingivitis es el mal aliento, ya que las encías están inflamadas por la acumulación de placa y residuos de comida entre tus dientes.

Ahora imagina estar en una reunión de trabajo o en un encuentro social y de repente tu aliento se convierte en tu peor enemigo; nadie quiere mantener una conversación o poner atención a algún argumento en un escenario tan incómodo.

2. Afecta tu apariencia

Así no sientas dolor, la estética de tu dentadura se verá afectada una vez empieces a presentar los síntomas de la gingivitis, las encías inflamadas pueden hacer  que tus dientes se vean más pequeños y perdiendo armonía.

Esta es la información más importante que debes saber respecto a esta enfermedad. Para evitarla o tratarla, vuelve aquí las veces que quieras para informarte sobre la gingivitis.