ADULTOS

En busca del odontólogo ideal

COMPARTIR

Como encontrar el odontólogo ideal.

Encontrar el odontólogo ideal para usted y su familia abarca una combinación de varios factores, pero todo se resume en las cuatro “C”: competencia, conveniencia, compatibilidad y costo.

Primero y principal, es necesario que su odontólogo sea competente, lo que significa que él o ella debe mantener un alto nivel de profesionalismo y conocer los últimos tratamientos y avances en el campo odontológico. Para garantizar un cuidado dental competente, busque un odontólogo que pertenezca a alguna asociación profesional de odontólogos. Los odontólogos que son miembros de alguna asociación profesional deben cumplir criterios de educación continua, y se comprometen a mantener los más altos estándares de ética y atención al paciente.

Un odontologo puede tener un título que diga Doctor en Medicina Dental o Doctor en Cirugía Dental. Estos títulos aplican para los dentistas generales y corresponden al mismo programa de adiestramiento, pero las diferentes escuelas de odontología utilizan términos diferentes.

La conveniencia es otro factor importante a la hora de buscar un odontólogo. Usted se sentirá más motivado a asistir a la consulta si encuentra un odontólogo cuyo consultorio quede cerca de su casa u oficina. También es conveniente escoger un dentista cuyo horario de trabajo se adapte al suyo. ¿Necesita asistir en la noche o durante el fin de semana? ¿Tiene niños que puedan visitar al odontólogo después del colegio? Estas son el tipo de preguntas que debe tomar en cuenta.

Un odontólogo que le convenga, también debe aceptar su plan de seguro odontológico. La mayoría de los odontólogos en los EE.UU. participan en los planes dentales que se les ofrecen a la mayoría de los empleados, sin embargo, no estaría de más informarse al respecto. Si usted tiene seguro, su compañía de seguros le puede suministrar una lista de los odontólogos que aceptan su plan. Tome la lista y pídale recomendaciones a sus amigos, familiares, vecinos y compañeros de trabajo.

Luego debe considerar la compatibilidad, por ejemplo, algunos odontólogos son especialistas en tratar pacientes que sienten temor a los procedimientos odontológicos, como un relleno o un tratamiento de conducto. Así que, si usted tiene tendencia a ser un paciente nervioso, pídale consejos a sus amigos y colegas sobre el odontólogo de su preferencia, que pueda hacer sentir cómodo al paciente, y pregúntele a su odontólogo en potencia si él o ella ofrece sedación, es decir, si le suministra al paciente un sedante en forma de píldora, gas inhalado o droga intravenosa, que lo pueda ayudar a relajarse antes de un procedimiento odontológico.

Si usted tiene niños, es probable que deba buscar un odontólogo que tenga un entrenamiento adicional en odontología pediátrica, aunque la mayoría de los odontólogos tienen un consultorio familiar y son expertos en tratar a pacientes de todas las edades. Por supuesto, algunos odontólogos se sienten más cómodos y trabajan mejor con niños que otros. Quizás sea buena idea pedirles ayuda a otros padres para encontrar un odontólogo que sean bueno tratando niños, ya que las experiencias positivas con el cuidado bucal en la infancia ayudan a los niños a desarrollar y mantener una rutina de cuidado bucal consistente mientras crecen.

Confíe en sus instintos: ¿la oficina es limpia y ordenada? ¿Sus registros están en orden cuando usted llega? ¿Existe algún plan de emergencias dentales? Encuentre un odontólogo que lo haga sentirse libre de hacer preguntas, y que le explique los tratamientos y procedimientos, para que usted pueda entenderlos.

Finalmente, considere el costo. Algunas personas son muy leales al odontólogo que les gusta y se quedarán con él sin importar lo que su seguro cubra o no cubra. Otros le dan más importancia al costo.

Muchos planes de seguro cubren el 100 % del costo de al menos una revisión dental básica y una limpieza profesional al año, mientras que otros planes cubren dos revisiones al año. Así que siempre vale la pena hacer el esfuerzo de encontrar un odontólogo de calidad que acepte su plan de seguro. Si necesita un procedimiento odontológico que no cubre su seguro, contacte la Asociación Dental de los Estados Unidos e infórmese sobre las clínicas dentales de las escuelas de odontología en su localidad. Estas clínicas de las escuelas de odontología son dirigidas por las escuelas y supervisadas por odontólogos autorizados. Con frecuencia ofrecen procedimientos avanzados, así como cuidado dental básico, a un precio reducido.

Si no posee seguro médico, puede que le convenga ahorrar dinero en una Cuenta de Gastos Flexibles para cubrir el costo de algún procedimiento odontológico (como la ortodoncia) que usted esté planeando con antelación.

Otra opción es la Oficina de Cuidados Primarios de Salud, que forma parte de la Administración de Recursos y Servicios de Salud, que son centros de salud comunitaria que ofrecen cuidados dentales (así como cuidados médicos) a un costo reducido.