SALUD DE LAS ENCÍAS

¿Cómo se relacionan la leucemia y la gingivitis?

COMPARTIR

La gingivitis es común en pacientes con leucemia.

La leucemia puede aumentar el riesgo de desarrollar enfermedades en las encías, la gingivitis puede ser un síntoma precoz de esta enfermedad, especialmente en el caso de los niños. Los estudios de leucemia infantil demuestran que alrededor de 25% de los niños con leucemia desarrollan gingivitis como primer síntoma del cáncer.

En los pacientes con leucemia, la gingivitis se produce cuando las células leucémicas se infiltran en las encías y la gingivitis puede llegar a ser grave, porque la leucemia reduce la capacidad del cuerpo para combatir la infección.

Es posible que un paciente con leucemia activa y que desarrolle gingivitis, deba abstenerse de cepillarse los dientes y usar hilo dental, y por tanto, deba limpiarse los dientes y las encías con una gasa limpia. Debido a que la sangre no coagula bien en los pacientes con leucemia, hasta el cepillado y el hilo dental más cuidadoso pueden causar problemas de sangrado excesivo en las encías infectadas. Además, un dentista o higienista dental puede recomendar un enjuague bucal especializado para ayudar a controlar la placa, mientras el paciente se encuentra en tratamiento para combatir la leucemia. (Lee también, cómo utilizar el hilo dental para mantener la buena salud bucal)

Una vez que la leucemia se encuentre en remisión, la mayoría de los pacientes pueden seguir una rutina de cuidado oral regular de cepillado de los dientes dos veces al día y uso del hilo dental todos los días, junto con visitas regulares al dentista. Debido al abundante flujo de sangre que corre hacia las encías, éstas pueden volver a tener una condición saludable con el cuidado bucal adecuado. Para los dientes y encías sensibles, elija un cepillo de cerdas suaves o extra suaves, así como el uso de hilo dental suave.