EMBARAZO

Refuerce su rutina durante el embarazo

COMPARTIR

Su salud bucal es una prioridad

Como ya usted sabe, su estilo de vida y hábitos durante su embarazo pueden afectar su salud, así como la salud de su bebé que aún no ha nacido. Con todas las cosas para las que necesita prepararse en esta etapa, es posible que su salud oral no se encuentre exactamente entre sus prioridades, sin embargo, mantener la salud de sus dientes y encías es necesario para evitar el riesgo de desarrollar gingivitis del embarazo y establecer una buena salud oral a largo plazo.

Posponer procedimientos dentales durante su primer trimestre

El primer trimestre de su embarazo (las primeras 13 semanas) es el momento en el que la mayor parte de los órganos principales de su bebé se desarrollan. Si usted asiste a su odontólogo durante su primer trimestre, informe a su odontólogo que está embarazada y limítese a una revisión y limpieza de rutina. De ser posible, posponga cualquier trabajo dental importante hasta después del primer trimestre. Sin embargo, si usted tiene una emergencia dental, ¡no espere! Las infecciones en la boca pueden ser dañinas para usted y para su bebé. Asista a su odontólogo de inmediato y cerciórese de que todos los profesionales que la examinan sepan que usted está embarazada.

Conozca sobre su riesgo más alto de padecer gingivitis

Durante el embarazo, entre 50 y 70 % de todas las mujeres experimentan una condición llamada gingivitis del embarazo. Por esta razón es esencial prestar mayor atención a su rutina diaria de cepillado y uso de hilo dental para mantener la placa bajo control de la siguiente manera:

  • Utilice un cepillo de dientes electrónico recargable. Muchos remueven más placa que los cepillos de dientes manuales regulares y al invertir en uno, puede empezar a dar pasos para reducir la cantidad de placa en su boca y ayudar a prevenir y revertir la gingivitis.

  • Cepíllese con una crema dental contra la gingivitis. Lea el empaque cuidadosamente para cerciorarse de que la crema dental contiene ingredientes contra la gingivitis.

  • Utilice el hilo dental con regularidad. Aunque la gingivitis causa inflamación y sangrado de sus encías, necesita usar hilo dental. Al utilizar el hilo dental diariamente puede eliminar más placa que solamente cepillándose y ayudar así a reducir el riesgo de desarrollar gingivitis del embarazo.

  • Utilice un enjuague bucal contra la gingivitis. Aplicar un enjuague bucal sin alcohol y contra la gingivitis es el último paso para matar los gérmenes y mejorar su higiene oral durante el embarazo.

Tome alrededor de 1200mg de calcio diarios

Sus dientes están hechos de minerales similares al hueso y el calcio que toma contribuye al desarrollo de su bebé. La cantidad correcta de calcio la ayudará a mantener sus huesos fuertes y contribuye al desarrollo de dientes y huesos fuertes en su bebé.

Conozca los medicamentos que está tomando

Algunos antibióticos y analgésicos están permitidos durante su embarazo y podrían ser necesarios. No obstante, un grupo de antibióticos, la tetraciclina y antibióticos relacionados podrían causar hipoplasia (subdesarrollo) del esmalte dental y/o decoloración de los dientes permanentes en los niños. Asegúrese de decirle a su doctor que está embarazada si le prescribe este medicamento.

Prepárese para el malestar matutino

El malestar matutino son náuseas y vómitos que ocurren con frecuencia durante el embarazo. Puede ocurrir en cualquier momento del día. Si usted sufre de malestar matutino, tener su propio bolso de viaje para emergencias es un buen plan. En un bolso pequeño resistente, empaque lo siguiente:

  • Bolsas plásticas opacas sin hoyos (Las bolsas plásticas del supermercado son una buena opción).

  • Toallitas húmedas, pañuelos o servilletas para limpiar su cara y boca.

  • Una botella de agua pequeña para enjuagar sus dientes y boca.

  • Un enjuague bucal, crema dental y cepillo dental de tamaño de viaje para enjuagar los ácidos del estómago.

  • Refrescante bucal en aerosol o mentas.

Maneje los cambios en su boca

Durante el embarazo, podría experimentar síntomas de disgeusia (papilas gustativas cambiantes o un mal sabor en su boca) o ptialismo (saliva excesiva).

Para ayudarla a lidiar con un mal sabor en su boca:

  • Cepíllese con frecuencia y haga gárgaras con una mezcla de bicarbonato de sodio y agua (1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio en una taza de agua) para ayudar a neutralizar los niveles de pH.

  • Agregue limón al agua, tome limonada o chupe algunas gotas de limón.

  • Utilice cubiertos y utensilios de plástico para ayudar a disminuir el sabor metálico.

Para ayudar a lidiar con un aumento de la saliva, tome abundantes fluidos para tragar más a menudo. Asimismo, chupar caramelos puede brindar alivio.   

Consulte a un profesional antes de usar flúor

Aunque muchas vitaminas prenatales contienen flúor, el valor del flúor y de los suplementos de flúor en las mujeres embarazadas no es claro y no todo el mundo está de acuerdo. Consulte con su doctor si tiene curiosidad sobre el asunto.