ADULTOS

La exodoncia de las cordales

COMPARTIR

Las cordales

Las cordales, o terceros molares, son generalmente los últimos dientes en desarrollarse. La mayoría de las personas tienen cuatro molares, uno en la parte de atrás de cada sección de la boca. Estos dientes generalmente brotan hacia finales de la adolescencia y comienzo de la segunda década de vida.

Muchas veces, las cordales están atrapadas o impactadas en el maxilar o simplemente no brotan. Esto puede causar apiñamiento o movimiento de otros dientes o causar desarrollo de caries localizadas, infección o enfermedad periodontal. Las cordales impactadas están en los maxilares en posiciones poco comunes; algunas veces en posición horizontal, lo que le impide que broten de manera natural.

Extracción

En la mayoría de los casos, se recomienda que las cordales impactadas sean extraídas. Dependiendo de la posición de los terceros molares, la exodoncia puede ser realizada en el consultorio de su odontólogo, de forma ambulatoria o en una clínica.

El procedimiento

Para extraer las cordales se debe hacer una incisión en la que se remueve el tejido sobrepuesto y parte del hueso, dejando al descubierto la corona del diente impactado. El diente es extraído en su totalidad o quirúrgicamente cortado en partes, las cuales pueden ser removidas por partes si el diente entero no se puede sacar de una sola vez. Después, se hace una sutura en el lugar en donde se hizo la extracción. Si el diente no está impactado, la extracción resulta igual con las otras cordales.

Después de la exodoncia, pregúntele a su dentista sobre técnicas para aliviar la incomodidad y ayudar a que sane más rápido. Aquí le presentamos algunos consejos:

  • Use compresas frías en la mejilla para aliviar la hinchazón; utilice las compresas en intervalos de 30 minutos.

  • Aplique, con cuidado, presión con gaza limpia para parar el sangrado.

  • Coma alimentos blandos y consuma más líquido de lo usual.

  • Cepíllese con cuidado el día después de la cirugía.

  • Tome y siga las instrucciones de los medicamentos recetados por su doctor.

  • Trate de no usar pajillas para evitar que el coágulo de sangre se mueva del bolsillo dental.

  • Use enjuague bucal, si es recomendado por su odontólogo.

Si presenta sangrado excesivo, hinchazón persistente o dolor agudo o fiebre; llame a su dentista inmediatamente.