NIÑOS

Hacer del cepillado una experiencia divertida, hacer del cuidado bucal de los niños una experiencia divertida

COMPARTIR

Saque el máximo provecho de su rutina de cuidado bucal.

La salud bucal es vital para la salud y la apariencia en general, tanto en la infancia como a lo largo de la vida. La odontología preventiva no tiene por qué ser aburrida, de hecho, puede ser muy divertida. Esta es una lección que todos los niños deben aprender a una edad temprana, para sacarle el máximo provecho a su rutina de salud bucal.

Los adultos deben decirles a los niños que limpiarse los dientes y las encías es tan importante como lavarse las manos, pero nada funciona mejor que el buen ejemplo, así que practique usted también un buen cuidado bucal.

¿Por qué es tan importante para sus hijos? Porque el beneficio adicional de una buena salud bucal es una bella sonrisa. El beneficio real del buen cuidado bucal es evitar las caries, que pueden ser dolorosas y ocasionar la pérdida precoz de piezas dentales.  El cuidado adecuado también previene enfermedades de las encías, que pueden generar pérdida de piezas dentales, mal aliento y originar graves problemas de salud.

Hágalo divertido.

Piense en formas creativas de hacer del cepillado una experiencia divertida. Escuchar sonidos o canciones divertidas cuando se está cepillando, por ejemplo, puede ayudar a convertir la experiencia en algo agradable, incluso divertido. Intente escuchar una canción de dos minutos de duración, para ayudarle tanto a usted como a su hijo a mantener el cepillado por el tiempo recomendado. Tener un cepillo de dientes atractivo, diseñado para niños, con sus personajes favoritos, también puede ayudar, ya que les permite ir al baño en compañía de sus personajes favoritos de la televisión.

Cree un sistema de recompensas.

Los niños deben cepillarse los dientes dos veces al día y usar el hilo dental a diario, así que trate de llevar el control del cepillado de su hijo en un calendario que esté cerca del lavamanos, marcándolo con estrellas doradas. Si hay dos estrellas al final de la semana, juegue con él su juego favorito el viernes por la noche, a modo de premio especial.

Haga del cepillado un momento para compartir en familia.

En la noche, reúnanse en el baño para cepillarse los dientes durante los dos minutos recomendados. Coloque su canción favorita (que normalmente dura dos minutos) y cepíllense juntos mientras dure la canción.

Prepare a los niños para la visita odontológica.

Los odontólogos recomiendan asistir a la consulta dos veces al año, lo cual puede resultar muy atemorizante para algunos niños, así que prepárelos con antelación. Dele una idea de lo que se va a encontrar, trate de usar imágenes o realice algún juego de roles para explicarle lo que pasa durante una visita odontológica. Después de la visita, recompénselo por su buen comportamiento con su programa de televisión favorito o haciendo alguna actividad divertida.

Dele variedad al cepillado.

Deje que sus hijos escojan diferentes tipos de cremas dentales con flúor, cepillos de dientes e hilos dentales, y manténgalos en el baño para que puedan escoger cada vez que se cepillen.